UNA DE ESTAS TARDES



Puede que este repentino episodio quede olvidado en el reflejo de algún lavabo público. (Netflix no está autorizado a emitirlo).

Suele ocurrir cuando la situación me supera, creo que tengo algo interesante entre manos pero, collons, todo comienza a temblar como una jalea. Confluyen por avenidas otros asuntos que parecen enmarañar el ovillo. Pero no es así. Las musas, ya se que son caprichosas, me dominan, me convierten en un pelele, consiento en ir de brazo en brazo. Intento simplemente describir el panorama.

... (després  de moltes lectures)... no seré yo quien mencione el nombre del filósofo alemán. El lenguaje (zumo extraído de la tierra, ¿acaso no son esas sus entrañas?) es el que domina al hombre. Hablo de Joan Margarit (1938-2021), sentado alerta en la cafetería de un supermercado; sus versos me empujan... " Ja s´havia acabat aquella guerra / El sac familiar d´histories  tristes / S´obria en cada casa...". Resuenan confundidos con la voz de una locutora que reclama a Daisy personarse en la caja número 7. El hombre comienza a hablar porque otra voz le impulsa a ello, su proyecto queda sometido a un acto exterior que no puede controlar (solo Daisy puede).

Concluí que algo parecido debe ocurrir con la música que no suena. Sobrevuela sin apenas ser percibida, ignoro que pueda existir hasta que la escucho por primera vez. Cuando eso sucede, el segundo principio de la Termodinámica no sirve para nada. La música de Midlake en "The Trials of Van Occupanther" (Bella Union Rcds, 2006) no suena, se eleva, se desploma suave, suspira contenta, rara vez llega a posarse, se mantiene a ras de mis ojos ahora cerrados, probablemente retenga las acrobacias de una pluma inertes. Bandas como Mercury Rev, Flaming Lips, Band of Horses, Grandaddy o Fleet Foxes son capaces de llegar a esos mismos acantilados.


Joan Margarit

... (a la calor d´una llar de foc)... te venía diciendo que cuando escucho la música de Pearls Before Swine me suele pasar lo mismo. Comparo a Tom Rapp con Tim Smith. Ambos músicos (y con ellos sus respectivas bandas, P.B.S. y Midlake) se mueven en un estilo folk-rock que - sin dejar de imitar la tradición original de los pioneros (Dylan incluido) - también buscan la pura experiencia metafísica de la música -.

Corro las cortinas y desde la ventana aparece cualquier paisaje, el sonido de la música repiquetea contra los cristales, el agua se desliza lenta por una fachada ya desdibujada... "... mentre  pacifica, la pluja cau / i borroses façanes s´aquarel-len  / en aquests vidres amarats per l´aigua...". Observo la portada. Creo haber visto esos mismos árboles en la orilla de un río, siento aun su caudal dentro de mi. Son lanzas puntiagudas que se alzan sobre el humus de la tierra, se clavan en un cielo color gris. Es por la mañana, las dos figuras que aparecen son estelares, salvo su presencia no hay nada cierto en ellas. Uno de ellos va disfrazado de marciano de Versalles, el otro de pastor trascendentalista bostoniano. Los restantes miembros de Midlake, Eric Pulido (guitarras), Eric Nichelson (piano y teclados), Paul Alexander (bajo) y McKenzie Smith (batería y percusión) fueron, junto a Tim Smith, alumnos aventajados en las escuelas de música de Danton, Texas.

"Roscoe" quizá sea su gran canción (algunos la comparan con el "Suicide Is Painless", precioso tema principal de la comedia sobre Vietnam "M*A*S*H" de 1972), una mímesis de la naturaleza utópica, como en los viejos tiempos de Woodstock. "Roscoe", como muchas otras canciones del disco, tiene a la figura femenina como gran protagonista. Las mujeres son, los hombres hacen, dijo Orwell. En "Bandits" permanece el mensaje hippie:... "cuando volvimos se lo habían llevado todo / para nosotros no fue pérdida / empezamos de nuevo con un conejo y un buey". En "Head Home" suenan a C.S.N. & Y,  a Byrds, es este un tema que además ratifica su compromiso soft-rock con Fleetwood Mac, la propuesta lógicamente convence. "Van Occupanther" continúa con el tono de pastores en Laurel Canyon, también se siente un aroma lavanda folk de Pentangle e Incredible String Band. "Young Bride", auténtica explosión heavy-Bacharach, inesperada belleza, también aquí se encuentra otra pista sobre la mujer antítesis... " mi joven novia / ¿por qué tus hombros son / como los de esa vieja mujer? / mi joven novia / ¿por qué están tus dedos así / como si vivieran en el invierno?"


"Branches" suena a representación en Hampton Court, la banda sigue aun bajo la influencia de los grupos ingleses antes mencionados, en el crescendo final (muy al fondo, pero distinguible) hay funky  (concluye además con un arreglo a lo Quincy Jones, auténtico). "We Gathered In Spring", convierte su folk al credo progresivo distinguible, desde los puentes los teclados tutean a cualquier estrella prog del instrumento. En "In This Camp" se presenta la mejor America (¡cuanto tiempo sin escucharlos!).  "Covers The Hillsides", me obliga a centrarme de nuevo en el mensaje del viaje: "Montándonoslo / Sobreviviendo / Nos piramos mientras tanto hacia el océano"..., les imagino llegando al parking de la wreck-crew de Los Ángeles.  "Chasing After Deer", triste, habla del cuidado por la naturaleza y de un alma que transita. "You Never Arrived", pese al título posee un final esperanzador... "pasaremos / por última vez / pasaremos..."...

... (després del somni d´anit)... me encontré muy recuperado. Repaso ahora algunas notas que tomé sobre el sueño de aquella noche tan cercana. Mecía en mis brazos a un cachorro de león, me hablaba... quiero ser un gato. Abre la boca, le dije. Me agradó ver que en ella se reflejaba la idea redonda de un piano. Su madre viene de camino buscándolo, desde Portugal.


Comentarios

  1. Pues no controlo a esta gente, Javier, pero parece de lo más interesante. La portada asusta, por cierto.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Absolutamente recomendable Gonzalo, hazme caso por una vez en tu vida.
    Abrazos,
    Introductio in altare con Joan Margarit...

    ResponderEliminar
  3. Yo tampoco control a esta gente. A Joan Margarit, si. He vuelto a repasar algunos de sus poemas, cuando me enteré de su muerte. Te haré caso, qué remedio.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Algo es algo. Joan Margarit me tiene embrujado, y además aprovecho para aprender algo de catalán.
    Gracias y saludos.

    ResponderEliminar
  5. Un trabajo que no he escuchado casi, pero que tras leerte debería darle caña. Abrazos Don Javier.

    ResponderEliminar
  6. Ya estás tardando mestre... imprescindible para amantes pop como tu.
    Abrazos,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL ROCK Y LAS CIUDADES XIII: MADRID

PRIMER CÍRCULO: ART.