THE FREEDOM. "NERO SU BIANCO" (1968)

 

Anita Sanders es la actriz protagonista de "Nero Su Bianco", una película dirigida por Tinto Brass y producida por Dino De Laurentis. En alguno de los pocos trailers que he podido encontrar la escena inicial se desarrolla de la siguiente manera: Anita se apea de un automóvil, intercambia unas pocas palabras en italiano con el que parece ser su marido y comienza a pasear en solitario por un parque. Anita es una mujer muy atractiva, el viento mece suavemente su espesa melena rubia, camina como una sonámbula entre la hierba alta, recoge del suelo una enorme pluma abandonada y, cuando levanta la mirada, Anita va observando un mundo fugaz a su alrededor.

La banda sonora de la película ("colonna sonora tratta dal film omonimo") está compuesta por el grupo inglés The Freedom, una formación comandada por Bobby Harrison y Roy Royer, dos músicos ladinamente despedidos de Procol Harum cuando se incorpora el guitarrista Gary Brooker. Harrison y Royer han participado en su single de éxito mundial "A Whiter Shade Of Pale" pero Brooker impone su criterio cuando se disponen a grabar su primer y homónimo Lp. Deben entrar Robin Trower a la guitarra y el batería B.J. Wilson, antiguos compañeros en The Paramounts, banda original de Brooker. La salida de Harrison y Royer es ya un hecho consumado. 

La partida de Harrison y Royer es acompañada también por la de Jonathan Weston, anterior y primer mánager de Procol Harum. Weston declararía años más tarde que la marcha de Harrison y Royer había supuesto la pérdida del auténtica alma de los Harum, una banda que a raíz de su gran triunfo con "A Whiter Shade Of Pale" había decidido transitar por el más cómodo camino del reconocimiento comercial. Sea como fuere, los chicos se ponen a trabajar en serio, reclutan al bajista Steve Shirley (que rechaza una oferta para unirse a The In-Betweens, antesala de los famosísimos Slade) y Tony Marsh, ex-miembro de Tornados y Screaming Lord Sutch, a los teclados.  

Las sesiones de ensayos se suceden sin descanso, las composiciones propias van tomando forma mientras los miembros de Freedom trabajan duramente para formar una banda perfectamente ensamblada. Editan su primer single ("Where Will Be You Tonight" / "Trying To Get A Glimpse") en el sello Mercury cosechando buenas ventas y críticas en Holanda y la R.F.Alemana. Es entonces, a finales de 1968 y de forma inesperada, cuando reciben el encargo de la productora de Dino De Laurentis para componer la banda sonora de "Nero Su Bianco", una película entonces catalogada como de vanguardia y estilo "pop-art", arriesgada para su tiempo y que tuvo su momento de gloria en el Festival de Cine de Cannes en 1969 bajo el título más internacional de "Attraction". Lo apretado del programa de grabación obliga a la banda a prescindir temporalmente de Tony Marsh y reclutar a Mike Lease, reputado músico de sesión y asiduo participante en grabaciones junto a Jimmy Page, John Paul Jones o Beverly Martyn.. 

Y si, Bobby Harrison confiesa que, a pesar de sus intenciones de dirigir la música del grupo hacia un estilo más conectado con el hard-rock-blues que comenzaba a imponerse entonces, el encargo de la banda sonora le obliga a retornar al sonido que fue característico de los primeros Procol Harum. ¡Y vaya si revitalizan tal sonido!. Desde el primer corte, "Relation", pasando por el tercero, "Attraction" (una de las joyas del disco con 7 excelsos minutos de duración, los teclados de Mike Lease brillan aquí a gran altura), siguiendo con los dos últimos temas de la cara A, "Chilhood Reflection" repleta de nuevo de sobresalientes teclados y "To Be Free" con una batería colosal de Bobby Harrison y la guitarra de Ray Royer creando ondas sonoras de altos vuelos, todo suena al mejor Procol Harum, al original; la voz de Harrison, incluso, mantiene constante ese sabor "whitesadeofpaliano" característico. Tan solo "We Say No", el segundo corte, un pretendido "merry-go-round" adornado con algún  acertado arreglo de violines, parece desmerecer algo del conjunto.

En la cara B, "The Truth Is Plain To See", el primer corte, mantiene el mismo listón, esa melodía deliciosamente pop con magníficos puentes instrumentales; pero es en el siguiente tema, "The Better Side" cuando este oyente cae rendido ante esta banda. Una auténtica cadencia del mejor pop psicodélico inunda los altavoces, un prodigioso crescendo de emociones sesenteras ha arrivado y dice ¡aquí me planto!. El siguiente "Born Again" tiene un toque más terminante, más roquero, quizás suene también a Spooky Tooth y a Traffic, las líneas de bajo de Steve Shirley y los riffs de Ray Royer así parecen confirmarlo. En "Decidedly Man" vuelve la elogiosa tiranía del teclado como contrapunto de la canción, una más. Cierra el disco "Seeing Is Believing", en apenas algo más de tres minutos la banda se ha ventilado el tema con más orientación prog del surtido. No son necesarias tantas florituras para hacerlo.

El álbum fue grabado en los famosos Olympic Studios de Barnes, Londres, Eddie Kramer y Glyn Johns ejercitaron su labor como consumados ingenieros de sonido, Jonathan Weston y Mike Lease (este último con tan solo 22 años) co-produjeron el disco. Editado en Italia en diciembre de 1968 sin conocimiento previo de la banda, se reeditó por el sello inglés Tenth Planet en 1994. Es esta la copia que hoy les presento. Aunque la carátula de esta reedición rechazó los vivos colores de la edición italiana, ofreciéndonos una cubierta en negro y blanco (un pretendido homenaje al mismo título de la película), el contenido de este Lp es una pura delicia cromática.

Mientras Anita Sanders, ahora instalada en la camilla de una clínica, parece someterse a un aborto clandestino, la cámara realiza ejercicios de elipsis mostrándonos a la protagonista sentada en un alejado banco del parque. Junto a varias escenas de violencia se suceden otras en las que Anita intercambia los abrazos de un hombre blanco con los de un hombre negro. De hecho, la película representa el interés de la protagonista por romper con los estrictos moldes de la sociedad de entonces, fingiendo rehuir al hombre de color que la persigue para caer después seducida por él. "Nero Su Bianco" entretendrá a los amantes de películas contra-culturales de la época, "La Vallée", "Zabriski Point", "Blow-Up" o "More", aunque, sin haberla visto, me da la impresión de ser inferior a las mencionadas. La música desde luego no lo es.

Comentarios

  1. Los Freedom, una de esas joyas perdidas por media Europa adelante...

    Yo tampoco he visto la película, y pienso lo mismo que tú: puede que no tenga la talla de las otras que citas. Pero la música, por lo menos a mí, me parece superior a las otras bandas sonoras, por mucho Pink Floyd que engalane las portadas.

    Y también estamos de acuerdo en que esto es lo que podrían haber sido Procol Harum de haber seguido esa línea que desecharon tan pronto para ganar más dinero. Y ni eso: los discos de los años 70 de ese grupo me parecen, salvo excepciones aisladas, un coñazo.

    Lo triste es que por andar dando tumbos por media Europa pasaron a ser un grupo underground total: su segundo disco, grabado en la francesa BYG, es igual de bueno o mejor aún que este. Y aún hay otros tres que merecen una escucha como mínimo.

    Echadles un vistazo. Que este grupo no sea más conocido me parece un crimen:

    https://mega.nz/file/TEU02QJD#mpGb26PPfrBn-WCgRkdv0yH_k2FqTs7ueoz5gE3jFG8



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rick por tu archivo adjunto, me viene de perlas para ampliar el conocimiento de esta banda tan interesante y, como bien dices, relegada al olvido.
      Y hablando de este tipo de películas,soy de la opinión que salvo algunas cositas sueltas de "Zabriskie Point" y "More", la que realmente se lleva la palma para mi gusto es "Blow-Up". "La Vallée" no vale un pimiento. Entre líneas creo adivinar que Pink Floyd no es una de tus bandas preferidas, algo que si manifiestas en el caso de Procol Harum. Yo me confieso pecador, soy fan suyo, aunque tengan altibajos, ¿quien no?
      Gracias de nuevo y saludos,.

      Eliminar
  2. Me viene muy bien esta entrada. Me sonaba esta banda, pero no recuerdo bien de qué iban. Entre tu artículo y el archivo que nos regala Rick, me voy a poner al día. Estamos en pleno mogollón de preparativos para las fiestas. Espero poder dedicarle un tiempo a Freedom, Sí que es un crimen que este grupo no sea más conocido. Mea culpa.
    Gracias a los dos.
    Saludos y Felices fiestas.

    ResponderEliminar
  3. Los descubrí gracias a alguna revista, hace ya tiempo, seguramente inglesa. Me cautivaron desde el primer momento con ese tono tan auténticamente Procol Harum, de hecho, parten de la misma esencia. Una gran banda que, además,aporta melodías fronterizas 60/70, más roqueras.
    Gracias y saludos,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

BILLY NICHOLLS. "WOULD YOU BELIEVE" (1968)

COMUS. "FIRST UTTERANCE" (1971)

FRESH MAGGOTS (1971).